Doce meses de empatía y miradas

"La empatía es la mano invisible de la historia, el pegamento social que ha permitido a nuestra especie expresar solidaridad los unos con los otros en dominios cada vez más amplios". Esta frase, extraída del libro Socionomía de la psicóloga social Dolors Reig nos viene al pelo para celebrar el año de existencia de la iniciativa colaborativa "Mírame-Diferénciate".

En realidad, casi un año y medio de vida, porque existe desde el mismo instante en el que Serafín Salazar, enfermero y co-autor de Cuidando contó en un post la experiencia que le había ocurrido en un supermercado el verano de 2011, cuando al pasar por caja y pagar la cesta de la compra, la persona que estaba allí ni siquiera levantó la cabeza y realizó su trabajo de forma automática, sin cruzar una mirada con él. Y que como efecto de esta "no mirada" la siguiente vez que tuvo que acudir a ese supermercado decidió , casi sin pensarlo, optar por otra cajera, aunque ésta tuviera más cola. Este hecho motivó que Serafín comentara lo siguiente en su blog: "Me da miedo pensar que algunas de las personas que cuido puedan en algún momento pasar por una situación así. Sé que tenemos malos días, que pasamos por situaciones difíciles, pero pensar que una persona no desearía ser cuidada por otra, porque no la miró, porque no le habló, simplemente porque no fue educada, no me parece adecuado".

A raíz de ese post, la magia de las personas conectadas a través de las redes sociales empezó a brotar y dio pie a un intenso trabajo cooperativo para intentar poner en valor cuestiones como la humanización de la asistencia sanitaria, la importancia de los pequeños gestos, o la necesidad de contacto humano --una mirada, una mano, un gesto cómplice-- en situaciones de enfermedad, cuando nos sentimos más vulnerables. También para realizar una revisión bibliográfica que ayudara a dar soporte científico a los mensajes difundidos. 

En este vídeo y en esta presentación está mucho mejor explicado el porqué de la medida, cómo surgió y qué reto tenía.

 

               .

 

Desde Red Salud Andalucía nos sumamos a esta celebración de "aniversario" con una sensación un poco agridulce y casi ectópica pero inevitable en los tiempos que corren. En la parte más ácida porque desgraciadamente vivimos momentos muy convulsos en el sistema sanitario, con grandes dificultades y amenazas para su sostenibilidad, que hacen más necesario que nunca que  profesionales y pacientes se miren a los ojos y defiendan en la cuota de responsabilidad que les toca que nuestro sistema sanitario continúe formando parte del Estado de Bienestar.

En la parte más dulce o quizá un poco más optimista, porque si un puñado de personas de diferentes sitios y ámbitos y con intereses tan distintos, consiguieron ponerse de acuerdo para lanzar algo así utilizando como soporte y catalizador las redes sociales y el esfuerzo colaborativo de este año ha servido para llamar la atención sobre la importancia de la humanización en la atención sanitaria ¿qué no podrá imaginarse mañana?

A pesar de la dificultad de evaluar el impacto de esta iniciativa, en Red Salud Andalucía  nos gustaría saber si ha influido en vuestro día a día en las entidades y organizaciones del Sistema Sanitario Público andaluz y qué podría hacerse o qué estáis haciendo para continuar con esta labor de humanización o de mejora de la comunicación entre pacientes y profesionales, especialmente si utilizáis para ello alguna red social. Os invitamos a dejar vuestra reflexión por aquí o  a través de nuestro correo electrónico.

Como muestra de la implicación de algunos de los centros en la difusión de Mírame nos quedamos con este precioso vídeo que ha elaborado el Hospital Infanta Margarita de Córdoba y que esperamos que disfrutéis tanto como nosotros. Pero no podemos despedirnos hoy sin antes dar las unas enormes GRACIAS a tod@s los que habéis hecho posible que hayamos vivido este año de forma diferente y en especial a las personas que han dedicado muchas horas de su tiempo libre, su conocimiento y su buen hacer profesional para que Mírame saliera adelante. ¡Va por ustedes!