Empresa 2.0 y Social Business: las herramientas colaborativas, al servicio de los valores

Los pasados 17 y 18 de mayo se celebró en Sevilla el Congreso “Empresa 2.0 y Social Business” que incluyó un apartado denominado Administración Pública 2.0: gestionando empleados y ciudadanos en el que participaron Nagore de los Ríos, Directora de Gobierno Abierto y Comunicación en Internet del Gobierno Vasco (Irekia), Jordi Graells, Coordinador de Contenidos e Innovación DGACD del Departamento de la Presidencia de la Generalitat de Cataluña y Sonia Rodríguez Muriel, Directora RRHH de la Agencia IDEA.

Aunque no pudimos acudir, hemos leído atentamente algunas de las reseñas que se han hecho del evento en Internet, de las cuales os hacemos un resumen en este post. Así, por ejemplo, la propia Sonia nos ha dejado en su blog un resumen de su ponencia, en la que puso de relieve que lo importante ahora no es la tecnología o el uso que se haga de ella, sino que la cultura organizativa se corresponda con una filosofía 2.0. Además, advirtió que es posible encontrar analfabetos digitales con actitudes 2.0 y nos dejó las bases sobre las que se sustenta la cultura 2.0: confianza, colaboración, compromiso, corresponsabilidad y humildad. Jordi Graells también ha compartido la interesantísima presentación que hizo en la tarde del viernes. Puedes consultarla, comentarla y como no, descargarla, aquí.

Por su parte, Fernando de los Ríos ha destacado la multidireccionalidad de la comunicación en el entorno establecido por la Web 2.0 y de cómo las jerarquías han dado paso a la búsqueda activa de los dinamizadores sociales, piezas clave para que los trabajadores se sumen a una Red asentada sobre valores irrenunciables como participación, compromiso, implicación, innovación u orgullo de pertenencia.

Del blog de Javier Martínez de Lahidalga entresacamos una frase que nos ha parecido clave: Social Business no es tecnología. Son valores. Aunque evidentemente, la tecnología facilita la colaboración, la transparencia y la participación.

Dejamos para el final la entrada de David R. Jordán en FunkziUni, un blog centrado en la mejora de la productividad personal de los funcionarios y el desarrollo de habilidades 2.0 en la Administración Pública. En ella, David resume en 10 puntos las lecciones aprendidas en estas interesantes jornadas, son éstos:

1.- Muerte al Community Manager: todas las personas de la organización deben ser Community Managers.

2.- Las intranets deben sustituirse por redes sociales corporativas, ya que el colectivo siempre conseguirá acercarse mejor a la solución ideal que un individuo solo.

3.- La productividad en la empresa 2.0 se consigue cuando las personas son productivas. Es necesario aprender a trabajar con una verdadera orientación a resultados, y flexibilizar nuestra cultura laboral de una forma más natural.

4.- El ROI del Social Business no se mide, impregna la Misión. Además, el 70% del esfuerzo es de estrategia y gestión, sólo el 30% restante sería atribuible a la tecnología.

5.- Las estrategias 2.0 de éxito se basan en la mejora de la comunicación interna.

6.- La gestión del conocimiento es una oportunidad de negocio a través de la creación de Comunidades de Prácticas en las que se ofrezca y se pueda consumir conocimiento.

7.- Hay que generar conocimiento hacia la Sociedad a través de un ciclo en el que se captura, comparte, aplica, genera nuevo conocimiento y vuelta a empezar.

8.- Las organizaciones 2.0 practican la escucha activa: los medios sociales son un canal más que debe ser utilizado por los profesionales de cada área para poder dar una respuesta rápida a las necesidades de los clientes/usuarios. No obstante, se requiere buena coordinación para dar un mensaje único.

9.- El email mata la colaboración y la productividad.

10.- La transparencia aumenta la motivación y la generación de ideas de forma abierta facilita la innovación. Las personas sienten que “ahora sí me escuchan”.

Y tú ¿estuviste en el Congreso? Si es así ¿cuál es tu valoración de lo allí visto, escuchado, vivido? ¿Qué te parecen las ideas recogidas en esta entrada? Sin duda alguna, estamos en medio de un mar de cambios que modificarán muchas cosas en la empresa privada. Y cómo no, en la Administración Pública.