Google Drive, para almacenar, editar y compartir información en la nube

Desde hace años, Google es mucho más que un buscador. A la sombra del éxito del líder en búsquedas en Internet, se han ido desarrollando todo un ecosistema formado por un gran número de aplicaciones, como su correo electrónico Gmail, Google Calendar o Google Reader, por citar algunas de las más conocidas aunque hay muchas más, dirigidas tanto a particulares, como a empresas. Así mismo, Google se ha volcado en los últimos años con Chrome, un navegador que actualmente es el más utilizado, Android, el sistema operativo encargado en la era post-pc en competir con los productos de la competencia, principalmente Apple y Microsoft y últimamente, con Google plus, una red social que avanza a pasos agigantados pese a la dura competencia de Facebook y Twitter.

Los programas de Google mencionados se han hecho muy populares por ser fáciles de utilizar, gratuitos (aunque con un límite) y su perfecta integración con los dispositivos móviles (portátiles y, sobre todo, teléfonos móviles y tabletas).

Con el fin de completar su abanico de servicios, el mes pasado Google puso en funcionamiento en España -como una evolución de Google Docs- Drive, nueva plataforma de almacenamiento en la nube, donde habrá de hacerse un hueco entre la amplísima oferta existente, entre la que destacan gigantes como Dropbox, SugarSync SkyDrive. Aunque Google Drive ha levantado algunas críticas, relacionadas –como ha ocurrido con Facebook- con la publicidad o la propiedad de los archivos subidos, su integración con el resto de los programas de Google, los 5 Gb de alojamiento gratuito que ofrece y algunas mejoras con respecto a la competencia -como la tecnología de reconocimiento de imágenes para hacer búsquedas sobre las mismas y de reconocimiento óptico de caracteres que permite subir documentos escaneados- son suficientes para augurarle un gran futuro. También es importante destacar que existe una opción para empresas, que garantiza la seguridad y disponibilidad, con un soporte técnico continuo.

Google Drive, como otras opciones similares permite crear, subir y editar documentos colaborativa. Es por tanto un programa de cloud computing que facilita la puesta en práctica valores propios de la Web 2.0 como compartir, participar y colaborar de forma activa con otros usuarios e impulsa de forma decidida otra forma de hacer las cosas.

¿Y tú, qué opción de programa de almacenamiento y edición en la nube prefieres? ¿Tienes ya experiencia con Google Drive?