Implicaciones éticas y profesionales en el uso de redes sociales y salud

justinbaeder / Foter.com / CC BY

 

A medida que avanza el uso de redes y medios sociales en el ámbito de la salud crecen las voces que ponen de manifiesto la importancia de tener en cuenta las implicaciones de tipo ético y profesional que esta actividad puede tener. Comentarios sobre la historia de salud de un paciente que permiten identificarlo claramente, fotos tomadas sin su consentimiento, anécdotas de su vida que se comparten a modo de "gracia"... son algunos ejemplos que circulan por las redes sociales y que hablan de la necesidad de no perder nunca de vista la ética profesional. La preocupación por estos temas fue, además, una de las razones por la que elaboramos la Guía de estilo en redes sociales del SSPA, con el objetivo de ofrecer una serie de recomendaciones básicas y claras para las instituciones y profesionales.

En esta línea, ayer se celebró una sesión sobre ética y redes sociales en salud en la comunidad de prácticas Tekuidamos, el Consejo general de Médicos en UK ( GMC) acaba de actualizar su guía de recomendaciones incluyendo el uso de redes sociales y también hace unos días llegó a nuestras manos un artículo de Circulation, titulado " Social Media and Clinical Care: Ethical, Professional and Social Implications". Este artículo señala la transformación que se ha producido en la manera de comunicarnos gracias a los medios sociales y advierte sobre la importancia de que los profesionales mantengan la confianza de los pacientes, para lo cual resulta clave la ética. Os aconsejamos que le echéis un vistazo al documento, ya que contiene elementos muy interesantes, aunque a modo de traducción libre y resumida os destacamos los siguientes puntos:

Recomendaciones para la comunicación directa con pacientes usando medios sociales:

Utiliza plataformas seguras con encriptación de datos

Evita sistemas de terceros tipo Facebook o Twitter

Informa a los pacientes sobre la privacidad y protección del sitio

Establece normas de uso, como por ejemplo cuál es el plazo de respuesta estimado, cómo debe afrontarse una situación de emergencia, o qué tipo de situaciones se pueden desarrollar vía on line y cuáles son las que requieren un contacto presencial.

Consigue el consentimiento de los pacientes con las normas de uso antes del inicio de la actividad

 

Recomendaciones generales:

Sé honesto en todas las interacciones profesionales, indicando por ejemplo si existen conflictos de intereses o si se recibe algún tipo de compensación económica por promocionar productos o publicar anuncios en el sitio. También dejando claras las titulaciones que realmente se tienen y evitando el anonimato.

Salvaguarda la privacidad y confidencialidad de los pacientes dentro de lo establecido por la normativa.

Si escribes o comentas la situación de un paciente en un medio o red social, vigila que éste no puede ser identificado, ni siquiera por un tercero (no comentes detalles clave o incluyas contenidos sobre el tiempo y lugar donde se produjo el encuentro) y hazlo con un tono respetuoso. Si es posible, consigue su consentimiento previo.

Si compartes o recomiendas información con los pacientes, procura que proceda de fuentes fiables y de calidad. Si se trata de estudios recientes, intenta ponerlos en contexto para su adecuada comprensión. Y recuerda que es importante tener en cuenta la brecha digital, la relacionada con el acceso a la propia tecnología o a la información.  

 

El artículo entra en harina en muchas más cuestiones, algunas un poco más polémicas, como si es ético buscar en internet sobre la vida de un paciente para mejorar un diagnóstico o tratamiento o qué consecuencias puede tener aceptar la "amistad" de un paciente en una red social. Si os apetece debatir sobre estos temas, compartir lo que opináis o incluso ofrecer vuestros consejos, estaremos encantados de leeros por aquí.