Internet en 2012: un mundo cada vez más interconectado y portátil

Hace unos días Henry Blodget publicó en la web de noticias Business Insider la presentación The State of The Internet cuyo contenido se centra, a través de 138 diapositivas, en dibujar las tendencias que sigue el mercado norteamericano en relación a temas tan controvertidos como las inversiones publicitarias, el comercio electrónico o el mundo de las apps. Nosotros le hemos echado un vistazo y, a vuelapluma, hacemos el siguiente resumen:

Actualmente Internet cuenta con dos mil millones de usuarios y el comercio electrónico cuenta con 20 años de experiencia. En este período, han pasado muchas cosas como, por ejemplo, que la  inversión publicitaria se está trasladando paulatinamente desde los medios tradicionales a los digitales. Si bien es verdad que estos aglutinan solo el 20% del total del mercado, también lo es que los ingresos en prensa escrita hace años que se colapsaron y que éste es el camino que parece seguir la televisión. A esto, hay que sumarle que la publicidad en los medios de comunicación estrictamente digitales está generando grandes beneficios en Estados Unidos y que, dentro de dichos medios, los centrados en contenidos audiovisuales son los que registran un crecimiento más sólido y rápido de los ingresos.

Los norteamericanos pasan actualmente más tiempo en las redes sociales que navegando por las webs y aquéllas con Facebook a la cabeza, se han convertido en una gran plataforma publicitaria aunque Google continúa dominando el mercado, estando considerado actualmente como el mejor producto publicitario de la historia. Aunque los números son apabullantes, el tráfico desde la publicidad online a las páginas de comercio electrónico es aún bajo. No obstante lo anterior, el volumen de negocio no para de crecer y han aparecido casos de éxito -como Groupon- cuya presencia es exclusivamente digital.

Otro fenómeno a tener en cuenta es que el año pasado la venta de smartphones superó la de ordenadores personales: las ventas de éstos se ha estancado y muestran un futuro eminentemente portátil, con un gran potencial de crecimiento en el que se detecta una infrapenetración en los sectores sociales de mayor edad y empobrecidos. Jugar, acceder a las redes sociales, escuchar música, ver fotos o vídeos e incluso películas o la televisión son las cosas que los usuarios hacen más frecuentemente con sus teléfonos inteligentes. Por tanto, existe un elevado consumo de contenidos que está generando un interesante volumen de negocio, ya que muchos de ellos hay adquirirlos para poder consumirlos. El ejemplo de Angry birds o Instagram son el exponente máximo de aplicaciones con gran repercusión mundial diseñadas exclusivamente para un mundo interconectado y móvil.

En cuanto a las apps, las cifras (45 mil millones de descargas solo en la plataforma de Apple) dan idea del éxito de un mercado emergente en el que la recaudación crece rápidamente pero aún es escasa debido a la gratuidad de muchas de las aplicaciones descargadas. El modelo freemium -aplicado sobre todo a los juegos- es el predominante y ha convertido al móvil en una plataforma lúdica más, de fácil uso y gran accesibilidad, en detrimento de otras.

La ludificación (o gamificación) abre grandes vías para el aprendizaje y la difusión de contenidos en un mundo que, como vemos, va a estar dominado en los próximos años por los teléfonos con acceso a Internet y, como no, por las tabletas -donde Apple con su iPad, tiene una posición de absoluto dominio del mercado-. ¿Tendrá todo esto impacto en el mundo sanitario?. ¿Cómo crees que influirá un mundo interconectado y portátil en la atención sanitaria que prestamos a los ciudadanos? Sin duda, el cambio no será radical ni rápido. Pero qué duda cabe que será imparable.