La experiencia del Hospital Virgen de las Nieves en las redes sociales

Poner en marcha un proyecto en redes sociales por parte de un centro sanitario, además de un análisis previo de cuál es el objetivo que se persigue, con qué medios se cuentan, qué herramientas son las más idóneas, o cómo se articulan los circuitos internos para dar respuesta a las dudas o preguntas que se generan en las conversaciones de los perfiles, requiere cierta dosis de valentía, de tirarse al agua, de aprender a movernos en un nuevo elemento con paciencia, brazada a brazada. En Red Salud Andalucía invitamos a todo el mundo a contar su experiencia en la puesta en marcha de iniciativas que utilizan las redes sociales en el ámbito sanitario porque creemos que compartir conocimiento, las dudas, los osbtáculos, lo que se aprende en el camino... puede ayudar a otras personas o entidades a poner en marcha sus propios proyectos y propiciar el debate sobre el uso de estas redes en el mundo sanitario. Hoy nuestro post invitado nos acerca la opinión de Liz Alfonso, webmaster del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, a la que agradecemos su colaboración y que haya compartido con tod@s la labor que realizan:

 

                                                                       

 

"Más tarde o más temprano, a todos los que tenemos un ordenador a mano nos pica el gusanillo de las redes sociales, ya sea para uso personal o profesional, propio o de la empresa a la que se representa.

¿Qué nos impulsa? En el caso del uso personal está claro, queremos estar en contacto con amigos cercanos y lejanos, y por la promesa, muchas veces cumplida, de recuperar viejas amistades. En el ámbito profesional lo que se busca es visibilidad, a mayor número de seguidores, mayor es el éxito de la persona o empresa, su opinión tiene mayor peso, tendrá mayor número de clientes, etc.

Pero, ¿qué pasa con las organizaciones públicas, como el caso de un hospital, por ejemplo? El número de pacientes que se atiende es tan grande que hay listas de espera de meses en algunos servicios. No estamos buscando más clientes. Entonces, ¿qué? En mi opinión, se trata de imagen. Prestigio. Demostrar que nos importa nuestro trabajo y que estamos orgullosos de ser un hospital público que marcha con los tiempos, que trabajamos por una sanidad pública de calidad, aplicando en cada área tecnologías de última generación, da igual que sea Radiocirugía o Responsabilidad social, Gestión ambiental o presencia en Internet.

Teniendo claro que queríamos aumentar nuestra presencia en Internet a través de las redes sociales, la próxima pregunta era, ¿cómo emprenderlo? No contamos con los recursos humanos necesarios para tener a alguien disponible todo el tiempo atendiendo las redes sociales. No disponemos de un community manager. Pero la respuesta vino fácil: La fortaleza de nuestro portal web está en la programación de base, que permite que muchos trabajadores de diferentes áreas participen en la elaboración de contenidos y noticias que se publican en el sitio. ¿Por qué no aprovechar estos mismos contenidos y noticias generados por diferentes áreas (Comunicación, Investigación, Docencia, Recursos humanos) para alimentar nuestras páginas en las diferentes redes?

Y así lo hicimos. Todas las noticias que se publican en nuestro portal web se pasan automáticamente a nuestros Facebook y Twitter y están disponibles en nuestro feed de rss. No son pocas, desde febrero de 2011, que empezamos a publicar, se han enviado 407 noticias. El número de seguidores ha ido aumentando paulatinamente, hasta los 228 de Twitter y 301 de Facebook que tenemos en estos momentos. La mayor parte de los seguidores en Facebook son trabajadores o pacientes del hospital. Recibimos por esta vía mensajes de personas que preguntan dudas, facultativos o estudiantes que quieren hacer estancias en nuestro hospital, y, en algunas ocasiones muy gratificantes, agradecer el trabajo de profesionales del centro. En Twitter el perfil de seguidores es diferente. Aunque también nos siguen muchos trabajadores del hospital, la mayor parte son instituciones o empresas relacionadas con la salud, la comunicación o ambas.

Pero no todo es lo que se publica. Es importante que las páginas sean visualmente atractivas y que den la imagen de eficiencia y cercanía que queremos trasmitir. Además, es imprescindible una correcta configuración de las notificaciones, para mantenernos informados de todo lo que ocurre en nuestra página sin necesidad de tener que acceder constantemente a ella.

Y más allá de Facebook y Twitter todavía tenemos abiertas más posibilidades, la mayoría sin explotar aún. Pero vamos haciendo nuestros pinitos. En agosto de 2012 abrimos nuestro canal en Youtube. Recientemente actualizamos los datos de nuestras instalaciones en Google maps.

En fin, queremos que nos vean y que sea fácil encontrarnos, estar en todas partes. Nos ha picado el gusanillo".