Las alertas de Google: pon a Google a trabajar para ti

Cuando comenzó la web, normalmente usábamos los favoritos o marcadores de nuestro navegador para acceder a nuestras páginas webs preferidas. Con el tiempo, el número de webs se fue multiplicando y el nivel de actualización de éstas se incrementó, además, las actualizaciones no siempre se veían en la página principal sino que podía actualizarse una sección concreta de la web, lo que hacía que tuviéramos que dedicar cada vez más tiempo a acceder a la información que nos interesaba. Para facilitar este trabajo y poder gestionar la información de forma eficiente nacieron las RSS.

Las RSS supusieron una revolución para la distribución de la información y del conocimiento, ya decíamos que constituían todo un mundo de posibilidades con multitud de oportunidades para captar y gestionar la información de nuestro interés y todo ello, con una menor inversión de tiempo y esfuerzo.

Google creó el que hasta julio de 2013 y por su cierre, ha sido el gestor de RSS o Feed RSS más usado: Google Reader. También puso en marcha un sistema de alertas, Google Alerts, del que se llegó a especular que era posible que desapareciese por su mal funcionamiento meses antes del cierre de Google Reader.

Estos dos servicios pretendían que se pudiera gestionar las RSS y además, poder acceder a información complementaria sobre un tema de nuestro interés.

Las alertas de Google, en sus inicios, sólo daban la posibilidad de que llegasen los contenidos vía e-mail. Posteriormente crearon la opción de generar un RSS que, en principio, sólo se podía insertar en el gestor de Google, al cierre de éste activaron el servicio para cualquier gestor de feeds.

 

Pero, ¿qué son las alertas de Google y por qué pueden ser útiles en el ámbito sanitario?

Las alertas de Google son un servicio que nos envía una actualización cada vez que Google encuentra nuevos resultados (por ejemplo, páginas web, noticias, etc) que coinciden con tus consultas anteriores.

Esta actualización nos puede llegar por medio de un mensaje al correo electrónico o bien a nuestro gestor de Feeds RSS.

En el ámbito sanitario, las alertas nos pueden ser útiles, para estar informados de temas de actualidad o bien, para localizar fuentes secundarias de información. Es decir, por medio de este tipo de avisos podemos acceder a información publicada sobre un tema que nos interese debido al rastreo que realiza Google y que de otra forma, es probable, que no llegásemos.

 

Cómo configurar las Alertas de Google

Antes de crear una alerta unos consejos previos:

  • No crees alertas de palabras que puedan ser usadas en distintos contextos, por ejemplo, salud, sanidad, igualdad, juventud, …
  • Antes de crear una alerta, realiza una búsqueda en Google y mira el número de resultados que arroja la búsqueda, esto te dará una pista para saber si merece la pena crearla y que sistema de aviso te conviene más.

 

 

Una vez que tenemos seleccionado el término de búsqueda lo introducimos en la caja que le corresponde.

 

 

Según la palabra o expresión seleccionada para crear la alerta debemos tener en cuenta el ‘tipo de resultado’, ‘frecuencia’ y la ‘cantidad’. Estos parámetros son importantes porque nos puede llegar mucha información que sea inservible.

Las opciones en el tipo de resultado son:

  • Todo
  • Noticias
  • Blogs
  • Vídeo
  • Foro de debate
  • Libros

 

En el caso de la frecuencia, podemos optar por:

  • Cuando se produzca
  • Una vez al día
  • Una vez a la semana

 

Y en el parámetro cantidad:

  • Sólo los mejores resultados
  • Todos los resultados

 

Una vez que hemos configurado la alerta, seleccionamos donde queremos que nos llegue la información y hacemos clic en crear alerta.

Para gestionar las alertas hay un panel de control que, además de darnos la opción de eliminar una alerta creada, podemos cambiar las opciones que hemos configurado anteriormente.

Para terminar dos últimos consejos: probad términos de búsqueda y alertas hasta que os satisfaga la información que os llega y la frecuencia, y usadlas para completar la información de blogs y webs.

¿Usas este tipo de alertas u otras? ¿Te parecen útiles?