Los gestores de contraseñas, aliados de nuestra seguridad

Cualquiera de nosotros maneja diariamente un gran número de contraseñas que nos permiten acceder al ordenador del trabajo, el correo corporativo, el personal, o cualquiera de las redes sociales. Esta incómoda realidad puede provocar que, por un lado, olvidemos alguna de las contraseñas y no podamos acceder a la web o servicio deseado o que, para evitar lo anterior, bajemos la guardia en lo que a la seguridad se refiere y utilicemos una única contraseña para todo o contraseñas cuya fortaleza es insuficiente.

En un post anterior, tratamos el interesante tema de la generación de contraseñas seguras y su uso eficaz. Hoy, vamos a centrarnos en los programas de gestión de contraseñas cuya principal utilidad consiste en  la capacidad de generar contraseñas de gran fortaleza -que no necesitamos memorizar- puesto que rellenan de forma automática los formularios de las webs protegidas con un nombre de usuario y una contraseña.

Existen muchos programas de este tipo. La Oficina de Seguridad del Internauta recomienda en su página web algunos de ellos, como LastPass, KeePassX, LockCrypt, PassPack o KeePass Password SafeMuchos de estos programas son gratuitos y tienen, además, servicios de pago con utilidades adicionales como por ejemplo, el almacenaje o intercambio seguro de documentación. Entre sus interesantes destacamos las siguientes:

- Usan una contraseña maestra que es la única que debemos recordar para gestionar todas las demás contraseñas utilizadas.
- Son válidos para los navegadores más habituales (Mozilla Firefox, Chrome, Internet Explorer, Safari, Ópera).
- Permiten la sincronización automática entre los distintos navegadores.
- Generan de forma segura contraseñas de gran fortaleza que se almacenan encriptadas en el propio ordenador.
- Existen versiones para dispositivos móviles, por lo que permiten hacer una gestión integral de nuestras contraseñas, independientemente desde dónde accedamos a Internet.

Como alternativa al uso de un programa de gestión de contraseñas podemos utilizar la gestión de las mismas que ofrecen los principales navegadores. Esta opción puede ser útil si utilizamos un único ordenador del que somos el único usuario, pero no tanto en ordenadores que son compartidos con otras personas. En este caso, podemos  obviar este inconveniente y seguir almacenando las contraseñas en el navegador utilizando una contraseña maestra que se solicitará cada vez que queramos acceder a algún sitio protegido cuya contraseña esté almacenada en el navegador. La importancia de utilizar dicha contraseña radica en que sin ella, cualquier persona que acceda a tu ordenador podrá ver todas las parejas de nombre de usuario/contraseñas que utilizas habitualmente para navegar por Internet.

Como vemos, para cada necesidad existe una solución adecuada. Nosotros nos decantamos por los gestores de contraseñas que, como LastPass, permiten que aprovechemos las ventajas de la Red. Encuentra la tuya y haz un uso seguro y eficaz de tus contraseñas.

Tags: