Una radiografía a la sociedad red: informe ONTSI 2013

Photo credit: Leeks / Foter / CC BY-NC

 

El Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (ONTSI) acaba de lanzar su informe anual “La Sociedad en Red” que recoge los principales indicadores y tendencias de la Sociedad de la Información, arrojando una interesante radiografía en la extensión y uso de internet por parte de la ciudadanía, de las empresas y de las administraciones. La mayoría de los datos corresponden a 2012 y reflejan situaciones bastante significativas en cuanto a la implantación efectiva de la movilidad en nuestro país, gracias a la amplia penetración de los teléfonos inteligentes, o a las expectativas que la población tiene respecto a la importancia y utilidad de las TIC en el sector educativo o en el mundo laboral. 

El documento hace un repaso a la situación de la Sociedad de la Información en el mundo y en Europa antes de aterrizar en el estado de España y de las comunidades autónomas.  En este sentido, destacan dos comparativas: el número de ciudadanos que nunca ha accedido a internet en la UE y en España (23% frente a 27%),  y los usos diferentes que se hacen de internet, donde se observa un comportamiento más o menos similar en casi todos los campos, excepto en la utilización que se hace de internet para concertar cita con el médico, ya que en España es el 22% frente al 7% en la UE.

 

                                                                          

 

Con un 85'8% de la población española que usa móvil habitualmente, resulta llamativo observar las diferencias que existen cuando nos conectamos a internet desde un móvil o si usamos una conexión fija desde el hogar. Parece que el acceso a webs de administraciones públicas desde el móvil no es algo que hagamos especialmente, aunque sí usamos el teléfono para buscar información o consultar noticias, acceder a nuestro correo electrónico o a nuestras redes sociales.  

 

 

                                                                              

 

Si tenemos en cuenta que la disponibilidad de servicios de administración electrónica --adaptados a la Ley 11/2007-- en España se sitúa en el 98%  (frente al 74% de la UE) y que el 44,7% de los ciudadanos usa Internet (uso directo) para interactuar con las administraciones públicas en España, o que un 30% envía formularios cumplimentados, parece claro que las TIC aún tienen recorrido por delante para ganar usuarios y mejorar la calidad, eficacia, eficiencia y transparencia de la administración y los servicios públicos.

Otro dato interesante que arroja el estudio es el que tiene que ver con la reutilización de la información del sector público. Se calcula que esta reutilización posibilita la generación de aplicaciones, productos y/o servicios de valor añadido destinados a terceros, por valor de entre 825 y 1.200 millones de euros en 2012 y un volumen estimado de negocio asociado a la actividad infomediaria de 330-550 millones de euros.

Entrando de lleno en lo que podíamos denominar como "competencias" o habilidades digitales, el 32% de las personas con más de 15 años dicen ser usuarias "avanzadas" en el manejo de ordenadores en general y un 30,4% en el uso de Internet. En el rango de "expertos" nos encontramos con un 9% en el manejo de ordenadores y un 11,8% en el de internet, mientras que en el de "principiantes" serían 27,7% y 22,8%, respectivamente.

Una de las gráficas que más nos han llamado la atención es la que refleja las actitudes hacia las nuevas tecnologías (página 73), donde observamos la importancia que los ciudadanos le otorgan en distintos campos de la vida cotidiana y en el futuro. En concreto, un 73% opina que conocer las TIC será fundamental en la educación, un 68'4% que ya lo es en el mundo laboral, un 65'5% que las administraciones públicas deberían ayudar a conocerlas y un 62% que quienes no se adapten a las TICs van a tenerlo difícil.

Para finalizar, el documento recoge las conclusiones del informe "Los españoles ante la e-sanidad" del que ya os hemos hablado en alguna ocasión y del que de nuevo os traemos algunas pinceladas interesantes:

  • Aunque las fuentes de información principales, más consultadas por la ciudadanía y que generan mayor confianza siguen siendo los profesionales sanitarios (un  88% recurre a su médico y un 62% a su farmacéutico), Internet se presenta como una alternativa informativa para el 48% de los internautas (aproximadamente el 30% de la población).
  • El perfil predominante que recurre a internet para temas relacionados con la salud se corresponde con el de mujer (54%), de entre 25 y 49 años (51%) y que vive en núcleo urbano (49,8%) .
  • Respecto a la frecuencia de uso, cerca del 30% de los internautas han acudido a Internet para consultar temas sanitarios en la última semana, mientras que el 36,2% lo ha hecho en el último mes.
  • Dentro del universo de internet, casi un 13% de los internautas usa redes sociales como fuente de información en temas de salud. Aunque expresan dudas sobre la confianza que puede depositarse en ellas como fuente de información sanitaria, el uso de redes sociales permite aclarar dudas (40%), y conocer y compartir experiencias de salud similares con otras personas (26%). La red social más utilizada en estos casos es Wikipedia (72%), seguida de Facebook (35%), Youtube (31%) y, en menor medida, Twitter (13,3%).
  • Los internautas respaldan mayoritariamente (72%) que los profesionales sanitarios fomenten el uso de canales y herramientas como blogs, foros o webs con consejos  para mejorar su relación con los pacientes.

 

Estas son sólo algunas cuestiones que hemos extraído de este interesantísimo informe, cuya lectura os recomendamos y que, como guinda, incluye al final del mismo una selección de los documentos sobre la Sociedad de la Información considerados más relevantes a lo largo del año.