Artículos

Volvemos con uno de esos temas que no deja indiferente a nadie: las implicaciones éticas cuando utilizamos redes sociales desde el punto de vista de profesionales de la salud. Es una cuestión que ya hemos analizado en Red Salud Andalucía en algunas ocasiones, pero que conviene tener siempre en mente si queremos que nuestra presencia y actividad en la red no perjudique a nuestros pacientes ni a nosotros mismos.

Hace unas semanas os lanzamos una propuesta desde Red Salud Andalucía. Queríamos conocer qué herramientas de la web social os resultan más útiles a la hora de guardar y compartir contenidos interesantes que vais encontrando en Internet. Pusimos en marcha un documento colaborativo que ha recogido casi una veintena de herramientas y que hemos analizado para compartir con vosotros sus principales características y ventajas.

Hiperactivo, apasionado de las tecnologías y con una clara orientación de ayuda a los demás. Esta semana contamos en Red Salud Andalucía con la colaboración de Bruno Nievas, pediatra en el centro de salud Nueva Andalucía de Almería, escritor, desarrollador de apps y autor del blog No todo es pediatría, entre otras muchas cosas. Desde aquí agradecemos que haya querido compartir su opinión acerca de la utilidad y ventajas del uso de internet en las profesiones sanitarias, y como fuente de información para la ciudadanía.

A medida que avanza el uso de redes y medios sociales en el ámbito de la salud crecen las voces que ponen de manifiesto la importancia de tener en cuenta las implicaciones de tipo ético y profesional que esta actividad puede tener. Comentarios sobre la historia de salud de un paciente que permiten identificarlo claramente, fotos tomadas sin su consentimiento, anécdotas de su vida que se comparten a modo de "gracia"... son algunos ejemplos que circulan por las redes sociales y que hablan de la necesidad de no perder nunca de vista la ética profesional.

Los profesionales sanitarios tienen un papel importante en la red porque pueden contribuir a verificar la información sanitaria que comparten, de tal forma que tienen un doble papel: el de compartir conocimiento entre iguales y el de aportar información verificada y de calidad a la ciudadanía.

Siguiendo unos simples consejos podemos reducir la vulnerabilidad y minimizar riesgos como la suplantación de identidad digital, amenazas para la privacidad por una configuración insuficiente de las opciones de privacidad, amenazas a la reputación online, etc.

Ya tenemos la nueva oleada del estudio sobre TIC en hogares españoles que realiza trimestralmente el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (ONTSI), en concreto los datos del tercer trimestre del 2012, que vuelven a poner de manifiesto el auge de las consultas en internet sobre temas de salud. Buscamos información mayoritariamente sobre enfermedades, sobre aspectos de nuestra nutrición y, cómo no, sobre medicamentos. De los casi 24,4 millones de internautas que hay en España, un 26% utilizó la red para buscar contenidos de salud en los últimos tres meses o menos. ¿Es un público diana lo suficientemente relevante para que le prestemos atención y empecemos a hablar de la importancia de la curación de contenidos de calidad?

Hoy en día puede decirse que el acceso al conocimiento se ha democratizado, en gran parte, gracias a internet y a las posibilidades que brinda la sociedad de la información. Sin embargo, hay un importante volumen de contenidos científicos-sanitarios que no están disponibles en abierto, entendido esto como acceso inmediato, sin requerimientos de registro, suscripción o pago. En esta ocasión, contamos con la colaboración de la Biblioteca Virtual del Sistema Sanitario Público de Andalucía para contarnos de primera mano su experiencia en este tema con un nuevo proyecto: el repositorio de contenidos de salud.

¿Cómo utilizan los hospitales españoles los medios sociales? ¿Qué ventajas o dificultades se identifican de forma más frecuente? ¿Hay alguna diferencia dependiendo del tamaño del hospital? Éstas y otras preguntas son las que ha tratado de responder un grupo de investigadores de la Escuela andaluza de Salud Pública y del Hospital Universitario Virgen de las Nieves en un proyecto de investigación que se ha publicado recientemente en Telemed J E Health. En Red Salud Andalucía nos parecía muy interesante poder compartir con vosotros los principales resultados de este estudio y hemos pedido la colaboración del equipo investigador para que nos contaran su experiencia. Curiosas conclusiones o ¿no tanto?

Imperceptible, inapreciable, impalpable... son algunos de los sinónimos de la palabra invisible, el foco sobre el que hoy gira nuestra historia, de la mano de una iniciativa colaborativa tejida en y desde las redes sociales: la III Edición del maratón de posts por la Visibilidad de los Cuidados de Enfermería, y que este año tiene como lema "Cuidando de ti: lo que se ve y lo que no se ve".

Páginas