LinkedIn

LinkedIn

Linkedin es una red vertical profesional que ayuda a que los usuarios compartan ideas, conocimientos y encuentren oportunidades laborales, gracias a la amplia red de contactos que puede facilitar esta herramienta.

¿Qué tipo de perfiles tiene Linkedin? Perfil individual, de empresa y los grupos?

Para comenzar en esta red social, debemos crearnos un perfil individual, aunque a posteriori queramos crear un perfil de empresa o grupos. Observaremos que Linkedin nos va mostrando un gráfico en el que aparece el porcentaje de datos con el que vamos completando nuestro perfil, al cual debemos aportar la mayor información posible.

Hay que tener en cuenta que al ser una red profesional algunos ítems importantes serán:

  • La foto de perfil.
  • El extracto. Debe ser muy breve y debemos tener en cuenta que los usuarios que entren a nuestro perfil, sobre todo, van a estar atentos a las tres primeras líneas. El perfil de Linkedin está conformado por módulos, por tanto, este, el del extracto, lo debería estar colocado en la parte superior.
  • Personalizar la URL de nuestro perfil, a ser posible con nuestro nombre, de tal forma, que quede, por ejemplo: http://www.linkedin.com/in/nombre.apellido
  • Conectarnos con otros perfiles individuales, de empresas y buscar grupos con temas de interés
  • Compartir información en nuestro perfil.
  • Añadir aplicaciones a nuestro perfil.

En Linkedin, también, podemos unirnos a páginas de empresas. Las páginas de empresa tienen como función afianzar la identidad digital de la empresa, además de poder ver quién trabaja en ella o una breve descripción de lo que realiza.

Los grupos de Linkedin son importantes foros de debate y útiles para poder obtener información de interés, así como, un lugar temático donde poder realizar networking. Pueden ser públicos o privados. En los segundos, deberemos ser aceptados por un administrador para acceder a ellos, aun así la privacidad de estos grupos está garantizada ya no se indexan en Google.

Al acceder a Linkedin, una de las cuestiones en las que nos debemos detener es en la de la búsqueda de grupos de interés. Para acceder a Linkedin tendremos que facilitar una serie de datos, entre ellos, el correo electrónico, aunque también, da la opción de darse de alta usando nuestro perfil de Facebook o de Slideshare.

Recomendamos que creéis el perfil aportando vuestros datos inicialmente (nombre, apellidos, correo, contraseña,…) y no lo hagáis por medio de la cuenta de Facebook, ya que al realizar esta acción se le da privilegios a Facebook para acceder a datos, contactos, etc. Una vez rellenado los datos del perfil, debemos pensar en las aplicaciones que queremos instalar para complementarlo.

Es importante no olvidar que Linkedin nos va a ayudar a moldear nuestra identidad profesional, por tanto, mientras más información aportemos y más conocimiento compartamos, podremos sacarle más partido. Dentro de las aplicaciones que actualmente ofrece Linkedin tenemos aquellas encaminadas a que compartamos contenido que nosotros hemos creado (Wordpress, Slideshare), y aquellas que se pueden usar para el trabajo colaborativo, ya que Linkedin está creando un ecosistema en el que, no sólo podemos realizar contactos, debatir o compartir conocimiento, sino que también nos da la posibilidad de poder trabajar de forma colaborativa con nuestros contactos, de tal forma, que está creando una plataforma de relaciones laborales entendida en sentido amplio.

Para el trabajo colaborativo, Linkedin pone a disposición de sus usuarios algunas aplicaciones como Box.net, Eventos o Projects and Teamspaces.

Tono y contenido

Linkedin no requiere que seamos muy formales en el tono que usemos, pero a diferencia de otras redes sociales, tenemos que tener claro que la información que compartamos debe de ir encaminada a completar nuestro perfil profesional. Para ello, es recomendable que seleccionemos el contenido; que lo acompañemos de una breve reflexión que será nuestra aportación y que le dará valor al contenido compartido y no debemos saturar el inicio de nuestros contactos con multitud de actualizaciones.

Sincronización con Twitter

Linkedin da la opción de que nuestra actualización de estado en esta red social pueda ser enviarla a Twitter. Debemos tener en cuenta que las actualizaciones de cada una de las redes sociales se deben hacer desde la propia red social y con contenidos adecuados para ella.