compartir

Poner en marcha un proyecto en internet y las redes sociales requiere, además de tener un objetivo claro, actitud para aprender, compartir, participar e interactuar. Éstas son algunas de las ideas que Serafín Fernández Salazar, enfermero, máster en Investigación e Innovación en Salud, Cuidados y Calidad de Vida, y coeditor de Cuidando.es nos brindó durante su participación en Innovando en Jueves.

Si tal y como dicen los estudios, la búsqueda de información sanitaria en internet es uno de los principales usos que hacemos de la red, cuando recibimos un diagnóstico de cáncer contar con ayuda e información de calidad a través de un foro puede convertirse en un recurso inestimable. Onconocimiento es a la vez un foro de intercambio profesional y un lugar común para que pacientes puedan resolver dudas y compartir vivencias. Así nos los cuenta Carmen Domínguez Nogueira, enfermera del Plan Integral de Oncología de Andalucía.

TED (acrónimo de Technology, Entertainment, Design) es una organización sin ánimo de lucro cuyo lema es Ideas worth spreading (ideas que merecen ser difundidas) que nació para apoyar la difusión, a través de diversas iniciativas, de ideas que pueden cambiar el mundo. Entre dichas iniciativas se encuentra TEDx, programa de eventos locales organizados de manera independiente, que permiten disfrutar de una experiencia similar a las que se viven en las conferencias TED muchas de las cuales, como ya conoceréis, se han traducido al castellano.

La Estadística es una ciencia clave para la toma de decisiones en entornos de incertidumbre. Actualmente, su uso ha trascendido el ámbito científico para formar parte de aspectos cotidianos, incluyendo la información transmitida a través de los medios de comunicación. Por ello, conocer los aspectos fundamentales de esta ciencia y realizar una correcta interpretación de sus resultados no sólo es esencial para la evolución del conocimiento científico, también lo es para el desarrollo cultural de la sociedad.

El término Web 2.0 acuñado por Tim O’Really en un ya lejano 2.004, se asocia a las aplicaciones que facilitan el compartir de información, el diseño centrado en los usuarios y la colaboración. Lo más relevante de su desarrollo no ha sido, por tanto, la eclosión de un gran número de aplicaciones y servicios, sino el cambio de orientación que ha supuesto evolucionar desde una Red en la que la relación entre autores y usuarios es vertical hacia una relación horizontal en la que autores y usuarios interaccionan entre sí y construyen de forma cooperativa el conocimiento. Por tanto, la Web 2.0 se sustenta sobre valores como la como la colaboración, la transparencia y la accesibilidad de la información. Ésta ahora se comparte, completa y evalúa de forma social, lo que constituye un proceso de enriquecimiento que ha revolucionado la forma en que gestionamos el conocimiento.