transparencia

Volvemos con uno de esos temas que no deja indiferente a nadie: las implicaciones éticas cuando utilizamos redes sociales desde el punto de vista de profesionales de la salud. Es una cuestión que ya hemos analizado en Red Salud Andalucía en algunas ocasiones, pero que conviene tener siempre en mente si queremos que nuestra presencia y actividad en la red no perjudique a nuestros pacientes ni a nosotros mismos.

¿Problemas para acceder a redes sociales en las administraciones públicas? Seguro que te suena esta cantinela pero más allá de los argumentos que relacionan su uso con pérdida de productividad o con riesgos informáticos hay otras variables que también es necesario tener muy en cuenta para hacer un análisis completo.

El pasado viernes tuvimos la oportunidad de asistir a las II Jornadas de Gobierno Abierto y Open Data en Sevilla, organizadas por un grupo de entusiastas convencidos de las bondades de la transparencia y el acceso a la información como las bases imprescindibles de un cambio social que ayude a mejorar nuestro sistema democrático y la participación real ciudadana en los gobiernos.

El Open Data (datos abiertos) es una práctica cuyo objetivo es que los datos generados en las administraciones públicas estén disponibles sin restricciones salvo aquéllos sujetos a restricciones de privacidad, propiedad o seguridad. Para que un dato sea abierto, es importante que, además de ser accesible, sea reutilizable, lo que permitirá que terceros puedan crear servicios derivados de los mismos.

Cómo favorecer en un distrito de atención primaria la implantación de una cultura de conocimiento compartido, de participación y de innovación utilizando las redes sociales es la propuesta que hoy os traemos desde Red Salud Andalucía.